Lavado de Velas, Capotas y Biminis


Las velas son sumergidas en piscinas con agua y bombas encargadas de circular el agua, se utilizan jabones neutros indicados para los tipos de tejidos que se tratan añadiéndoles aditivos oxigenados para tratar las manchas y facilitar el demanchado de las velas.

Se mantienen en remojo el tiempo necesario según lo sucias que estén.

Una vez concluido este proceso las enjuagamos con pistolas de agua a baja presión.


En ningún momento se utilizan cepillos u otros elementos que puedan dañar o degradar los tejidos.


El secado siempre que sea posible se realiza al sol.